De Guatemala a Estados Unidos en motocicleta – II


El recorrido por México.

Según me contó Luis, su paso por México transcurrió sin mayores inconvenientes excepto cuando se perdió en Acapulco y la policía lo detuvo, nada que no se pudiera resolver con la clásica mordida(soborno), un poco de dinero y aquí no ha pasado nada!.

Polic�a de Acapulco

Varias veces se quedó dormido mientras conducía, supongo que el cansancio después de unos tres días de conducir de sol a sol pasa factura. Un sentimiento de soledad le asechaba durante todo el camino, pensaba en los amigos y la familia, todo había quedado atrás, por momentos las lágrimas le traicionaban pero en ningún momento pensó en regresar pues en la vida como en el circo la función debe continuar.

La frontera

Al llegar a la frontera buscó hospedaje y se comunicó con su contacto al otro lado de la línea, algún malentendido hubo y no podía hablar con su contacto, dejó mensajes para que le llamaran, se comunico a Guatemala para informar su situación y pedir que hablaran a Estados Unidos para que su contacto se comunicara con él.

Después de pensarlo un buen rato y sin obtener una respuesta clara se lanzo por su propia cuenta a cruzar la frontera, “me fui por toda la línea” me contó, habiendo recorrido un buen tramo, se decidió!… traspasó los limites de la frontera convirtiéndose en “mojado” o más bien dicho empolvado(por el polvo que levantaba la motocicleta).

 

Todo se acabó, la aventura terminó muchacho!

Poco más de media hora hacía que la frontera había quedado atrás, el sol picante y fuerte, así como debe ser cualquier sol de desierto que se precie. La llanta delantera se movía constantemente víctima de la arena suelta del desierto, la siguiente parada Yuma.

A lo lejos se podía distinguir la columna de polvo que a su paso levantaba la motocicleta, detalle que muy probablemente haya sido el causante de delatar su presencia en el desierto.

Border Patrol

“De repente vi aparecer dos Border Patrol que me bloqueaban el paso, tenían unas camionetas enormes”, en ese momento supo que su viaje había terminado. “¿Y si te hubieras regresado al lado mexicano?” pregunte, “Imposible, semejantes camionetas me hubieran alcanzado de todas maneras” dijo.

 

Luis detuvo la marcha, “manos arriba!!” “bájese de la motocicleta!!” y todo el trámite de rigor empleado en esos raros casos en que un indocumentado se lanza por el desierto en motocicleta.

“Me revisaron todo y no creían que iba desde Guatemala, pensaban que era narcotraficante” me contó Luis entre risas. Los documentos de la motocicleta le sirvieron para demostrar que iba desde Guatemala y al no hallar drogas las sospechas de narcotráfico se desvanecieron.

Lo enjaularon en una de las camionetas y la moto fue remolcada por una grúa… esa fue la última vez que vio su motocicleta.

“Aguantadora la moto” comenta Luis, quien ahora tiene granas de viajar pero esta vez hacia el sur, no sabemos si esto va a ser posible, tendría que volver a comprar la moto y ahorrar el dinero necesario, la otra alternativa es que alguna marca de motocicletas se anime a patrocinar el viaje.

Anuncios

2 Respuestas a “De Guatemala a Estados Unidos en motocicleta – II

  1. Muy interesante, oye. Me voy a dar una vuelta por tu blog, si no te importa.

  2. @Pcpcarp

    gracias por la visita y el comentario. Cuando quieras, esta es tu casa! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s