Días de bautizos – I

El asecho previo al asalto final.

Al grito de “HIJOS DE PUTA!!!” la clase fue abruptamente interrumpida, enseguida alguien lanzó un fajo de cuetillos(ametralladora) al interior del salón, los estudiantes que estaban cerca de la entrada saltaron para ponerse a salvo de las explosiones, afuera se escuchaban carcajadas y gritos de “NUEVOS!!! NUEVOS!!”. El catedrático, Ingeniero Héctor de León quien por aquellos días era candidato a Rector de la Universidad, no oculto su disgusto frente a la clase y una vez que regreso la calma se dirigio a nosotros en tono muy serio “Jóvenes, no perpetuen ese comportamiento salvaje, no olviden lo que les digo porque el año que viene ustedes van a tomar la decisión de hacer o de no hacer lo que acaba de suceder hoy aquí, ¿que es eso de que les vengan a gritar hijos de puta? hay que tener dignidad, esta es una casa de estudios…”

Eso era el comienzo del asecho que sufriríamos los estudiantes de primer ingreso al menos durante dos semanas antes del bautizo.

En el año de 1995 ingresé a la universidad de San Carlos de Guatemala específicamente a la Facultad de Ingeniería. Como estudiante de primer ingreso tuve que hacer frente al ya muy afamado “bautizo”, recuerdo muy bien el día del bautizo, fue una mañana fría de enero, durante las semanas anteriores se estuvo anunciando la inscripción para el bautizo lo cual era para mí una contradicción. Para los que no lo saben, el bautizo es el ritual por el que deben pasar los estudiantes de primer ingreso, es lo que en otros países llaman una novatada, en la cual los estudiantes antiguos llenan de pintura la piel de los semidesnudos estudiantes nuevos, los hacen pasar por la respectiva pileta(sino, no fuera bautizo), luego se inicia un desfile alrededor del Campus, durante el desfile es cuando te pintan el cuerpo, te echan criolina en las axilas, te recuerdan a tu madresita, te asignan tareas especiales como por ejemplo besar un calcetin previamente preparado(varios días de uso sin lavar) para la ocasión, y demás cosas que iré contando en este post.

Volviendo a lo del pago del bautizo, a mí me parecía y aun me parece contradictorio que se deba pagar dinero por recibir el trato “especial” que representa el bautizo, pero en fin era algo que debiamos hacer.

La penalización.

Durante los días siguientes al bautizo el comite de bautizos hacía una revisión de los “nuevos” y el que no tuviera su contraseña de bautizo(te la dan el día del bautizo) recibiría ahí mismo su respectivo “tratamiento” el cual era más humillante pues ibas a ser el centro de atención, en cambio en grupo el asunto pues era hasta cierto punto más “aceptable” pues la mayoría estaríamos en la misma condición.

continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s