Días de Bautizos – II

El día ‘D’

Para el día del bautizo habíamos acordado con cinco amigos reunirnos afuera de la universidad a las 6 de la mañana, habíamos hecho labor de investigación y acordamos que lo mejor sería llegar bien temprano ese día.

Yo fui uno de los primeros en llegar, al poco tiempo fueron apareciendo de uno en uno los demás compañeros, La mamá del chorris nos iba a hacer el favor de guardar la ropa que usaríamos después del bautizo. Llegamos vestidos con ropas y zapatos viejos pues ya sabíamos que esa ropa nunca más la volveríamos a ver y los zapatos después de aquel día quedarían inservibles.

El ritual de preparación previo al bautizo

A eso de las 6:30 AM nos estabamos presentando a las puertas de la facultad como ovejas al matadero, allí un grupo de estudiantes del comite de “orden” nos recibio y nos llevaron al salón donde nos quitaríamos la ropa, el volcán de ropa que encontramos delataba que ya habían pasado por allí bastantes estudiantes y que no éramos los únicos que habíamos recibido la información de que llegar temprano era mejor, luego fuímos trasladados a otro salón en donde esperaríamos la hora del inicio del bautizo, únicamente en pantaloneta(shorts) o en ropa interior y con los zapatos al revés.

“UStedes tienen suerte” decían algunos amigos que ya eran estudiantes antiguos “A nosotros nos sacaron desnudos para el bautizo, nos cortaron el pelo y la pintura que usaban era de aceite”, la situacion era “mejor” para ese año de 1995 pues ya no se cortaba el pelo, se podía usar zapatos y shorts para cubrir tus vergüenzas, ah! sí y la pintura ya no era de aceite sino de agua pues eso facilita que se limpie más rápidamente… respecto al aceite quemado, estaba terminantemente prohibido usarlo.

Mientras esperabamos, algunos estudiantes iban llegando rezagados, ahí fue cuando confirmamos que la información que teníamos sobre llegar temprano era verdadera, a estos muchachos que llegaron tarde los dejaron en ropa interior desde antes de entrar a la facultad y sufieron solos el acoso de la masa enardecida que ya no se aguantaba las ganas de comenzar el bautizo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s